lunes, 19 de agosto de 2013

¿Quien soy yo?

¿Quién soy yo?
NO PUEDO DEFINIR EXACTAMENTE QUIEN SOY… nadie puede definirse así mismo, mentiría si doy un punto exacto sobre mi persona, solo estaría utilizando un prototipo de persona que yo pretendiera o quisiera ser, por el simple hecho de que todos alguna vez hemos sido falsos, sin importar que el hecho de por que hallamos mentido, sin importar si fue por alguna razón buena o mala, pero… ¿por qué hacemos esto? Por qué damos estos falsos conceptos sobre nosotros?...
Tampoco puedo definir esto, pero si algo puedo asegurar es que los culpables somos nosotros mismos, es decir, existe la frase “todo es culpa de la sociedad”, sin darnos cuenta todos somos parte de la sociedad al culpar a la sociedad, nos estaríamos culpando a nosotros mismos, y aunque no fuera así, de todos modos, cada uno de nosotros, somos “esa sociedad” de otros eso nos convierte automáticamente de nuevo en culpables.
Es ahí, exactamente en esa parte, donde somos la sociedad de otros y esos otros son nuestra sociedad, ¿somos iguales?,¿sentimos lo mismo?, ¿por qué sentimos que la sociedad es la culpable?,¿ eso nos hace compatibles?... tal vez… y si eso nos hace compatibles…¿por que decimos que estamos solos?, si la sociedad piensa lo mismo, entonces no se supone que debería ser así.
Es extraño como las personas nos hacemos atormentarnos a nosotros mismos sabiendo que si abrimos bien los ojos, allá afuera ay miles de personas con las que se podrían compartir cosas inolvidables, de saber que en realidad… no estamos solos.
El que a veces piense positivamente no significa que sea feliz, no todas las personas que son positivas “son felices” más bien, yo diría que son muy fuertes y muy admirables, pocos tienen la fortaleza para dar una buena cara cuando en realidad, mueren por dentro. Pero pensar negativo, tampoco significa que este mal, que fuera de nosotros si siempre actuáramos tan felices?, nada bueno yo supongo, es decir, en algún momento sale nuestro lado malo, pero precisamente, debemos darnos cuenta y reflexionar de, donde, con quien, y por qué razones actuamos de tal manera, a veces para desahogarnos de esta mala vibra y malos pensamientos, hemos llorado en silencio, y no está mal, no precisamente ser positivos y no llorar por lo malo que sucede, pero no podemos pedir que todo sea bueno, es como una balanza, así como hay bueno hay malo, es como algo automático, si hacemos algo bueno, esto puede perjudicar a alguien, o causar resultados alternos.
¿Deberíamos quejarnos de lo que nos pasa?
SI, si no te quejas no puedes darte cuenta de eso que te afecta y si no te das cuenta te afectaría más, quejarte te puede permitir tener otras opciones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada