lunes, 19 de agosto de 2013

-¿Eres feliz?- El preguntó.

-Lo soy.- Contesto ella.

-Eres mala mintiendo. - El la miro.

-¿Por qué?- Dijo ella.

-Tus ojos piden ayuda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada