lunes, 19 de agosto de 2013

El amor.

¿Amor? ¿Qué es eso?
 ¿Es eso que nos describen como un sentimiento perfecto & mutuo?
 ¿O eso que algunos dicen ‘no vale la pena’,
 ¿En serio importa qué es?
 ¿O importa que te hace sentir?
 ¿Importa como inicia?
 ¿O importa quién te hace ser?
 Vivimos tan preocupados buscando al amor, que en realidad no nos detenemos a pensar un poco, con la cabeza, con el corazón, con el estomago, con todos nuestros órganos juntos… El amor se siente, no se hace, el amor se demuestra, no se dice, el amor cura, no daña, El amor se encuentra, no se busca. El amor a fin de cuentas, solo es amor… Porque, 
¿Cómo describir tu amor hacia alguien?
 Ni si quiera el universo entero podría compararse cuando es amor de verdad, del bueno, Sin límites, ni tamaño como para medirlo en números, el amor simplemente se siente incluso en la más remota parte de tu cuerpo. Un amor verdadero, no tiene final feliz, simplemente no tiene final, incluso después de la muerte, juntos o no, después de la más terrible pelea, el amor sigue ahí & no se va a morir. 
¿Cual es la forma más clara & segura, de saberlo & que no queden dudas?
 Solo como es usual que nos digan, escucha a tu alma, tus sentimientos, lo más profundo de ti, quizá es un abismo, ese abismo donde se esconde ternura, porque igual no todo es lo que aparenta.
Uno no encuentra al amor, el amor te encuentra, & cuando te encuentra te arrasa, te da vueltas, te vuelve de aire & lo único que te importa es amar, sin razones, sin especulaciones, amar, solo amar, porque esa es la verdadera naturaleza del amor…







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada